miércoles, 10 de julio de 2013

Estado de las obras: Aparece el verdadero problema estructural: la polilla

Hasta la fecha, todos pensábamos que el problema de la cubierta del templo parroquial era el tejado. Desde hoy, se ha descubierto el verdadero problema que afecta a bóvedas y cubierta. Se trata de la polilla. Tanto el tejado como las bóvedas están sustentadas por vigas de madera que han sido literalmente invadidas por la polilla, hasta el punto de caerse desechas en polvo sobre las bóvedas de yesería. Estas vigas, provocaron en dos ocasiones la rotura de las bóvedas, pero no del tejado, que permaneció firme, a causa de la plancha de hormigón y mallazo que lo sostiene, sobre algunas otras vigas a las que la polilla no atacó por encontrarse tratadas contra xilófagos.